martes, 29 de septiembre de 2015

La sorpresa





Esa mañana era distinta. Antes de que sonara el despertador estaba danzando por la casa. A pesar de la mala noche me sentía especialmente espabilado. Una mirada al móvil y a la ducha. 

Sentí el agua especialmente refrescante, tanto que me deje acariciar por ella unos segundos, mientras pensaba en la factura del agua, lo siento soy así…. Unos segundos después me estaba secando y otra vez mi cabeza rulando, cada día estas más viejo, pensé, pero más guapo jajá. 

Arranque el ordenador, un vistazo rápido a las noticias y a las redes sociales y para el trabajo. Al salir a la calle note algo extraño, el ambiente era distinto. Mucha menos gente. 

Confundido mire el reloj, es la misma hora y es un día normal, no lo entiendo. 

Cruce la calle y seguí por la avenida, ningún escaparate estaba encendido y no había ningún coche, volví a mirar el reloj y pensé en el día que era, martes y no era fiesta. Continúe. 

Al volver la esquina lo encontré

  
-¿Qué haces aquí?- Le pregunte 
-Lo mismo que tu- me respondió 
-Yo voy al trabajo- 
-Lo dudo mucho- 
-Es cierto- le respondí 
-Estas soñando- me respondió

  
Di un salto en la cama. Sudaba, aun confundido me incorpore fuera de mí.

  

Para un día que sueño…. 



 

1 comentario: